top of page

En Venezuela existen más de 1073 minas terrestres enterradas en diferentes partes del país.

Minas que han mutilado y acabado con la vida de varias personas que hacen vida en las zonas rurales,

en especial niños. Amnistía Internacional necesitaba presionar al gobierno venezolano para retirarlas.

El reto era dar a conocer esta situación a la opinión pública y así exigir al gobierno una solución para su extracción.

Necesitábamos algo que realmente generara impacto.  Instalamos maniquíes mutilados en las vitrinas de las marcas más reconocidas en los principales centros comerciales del país.

No sólo las marcas se sumaron a esta iniciativa. La acción recibió cobertura mediática gratuita y miles de comentarios en redes, aumentando las visitas y logrando nuevos activistas registrados al sitio web de Amnistía Internacional en Venezuela.

Finalista en El Ojo de Iberoamérica

Ganador en los premios ANDA.

Amnistía maniquies.jpeg
bottom of page